drapilux - Progreso - Estilo - Seguridad
Progreso Estilo Seguridad
Verde

¿Cómo afecta el verde a las personas?
El verde es un color neutral, ni es cálido ni es frío y se deja combinar con muchos otros colores.
El verde es el color de la naturaleza y simboliza la vida, la frescura y es el símbolo del equilibrio y la armonía.
El verde representa la propia verdad y la paz interior, es el color del corazón.
El verde tranquiliza y equilibra, pudiendo aliviar con ello problemas nerviosos e insomnio.

El verde es sensación, como se sienten las cosas (tanto sobre la piel como en el corazón).
El verde neutraliza y tranquiliza y por ello, es también empleado en los hospitales.
El verde se utiliza en espacios, en los cuales se busca la relajación y reflexionar, por ejemplo en dormitorios y salones, creando en ellos un ambiente tranquilo y reposado.

El color verde
El verde es el color de la naturaleza y simbólicamente representa la vida, el frescor y la armonía. Aunque el verde tila es un color brillante y lleno de energía, el verde puede ser extremadamente tranquilizador y relajante en sus diferentes formas de manifestación - desde el pálido verde salvia y delicado verde Seladon hasta los tonos más fuertes como el verde botella o el verde oliva -. Por eso, esta gama de colores es una de las más variadas y sencillas para la decoración de su hogar. La paleta de la naturaleza es rica en tonalidades verdes, no hay más que pensar en el radiante verde primavera de los brotes nuevos, en el intenso tono verde de la pradera veraniega o en el musgo oscuro y el verde pino de los bosques.
El verde crea un ambiente de tranquilidad. Quién prefiera un efecto más vivo, puede emplear colores de contraste como por ejemplo, el rosa o tonalidades rojas para contrarrestar.

Combinaciones neutras
El verde suele ser descrito como un color neutral, porque ni es especialmente cálido ni frío, ni sobresale ni pasa desapercibido. Los tonos verdes adoptan diferentes características según la cantidad de azul o amarillo que contengan. En cualquier caso, queda claro, que el verde puede ser combinado con una sorprendente variedad de tonalidades diferentes.

Inspiraciones basadas en la naturaleza
Quién desee decorar un espacio en tonos verdes, se debe dejar inspirar por la propia naturaleza. Mire a su alrededor, y observe el verde fresco y más reciente de las hojas desplegadas en una pradera o el verde intenso del musgo crecido sobre una piedra, la riqueza multicolor de la naturaleza le regalará las mejores ideas.

Estas asociaciones con la naturaleza y la historia nos muestran, que los suaves tonos verdes como el oliva, el salvia, el musgo, y el liquen, son sobretodo adecuados para entornos rústicos y tranquilos, como en la cocina o en la despensa; mientras que tonos más intensos y oscuros como el verde botella y el verde bosque, marcan un estilo más formal, y por ello, suelen decorar tradicionalmente salas de estudio, comedores y vestíbulos. La nueva tendencia a favor de los tonos limón ha hecho revivir el verde pálido, que resalta muy bien en un ambiente moderno. El verde armoniza especialmente bien con tonos rojos de la misma gama: pruebe a combinar un verde botella intenso con un rojo violáceo "crimson", un terracota con un verde oliva, o un verde salvia con rosa. También se consigue una gran armonía en los espacios combinando el verde con azul o amarillo. Conceptos de color atractivos, combinando verde con azul son: verde pino oscuro con azul oscuro intenso, verde oliva con azul marino, verde pálido con turquesa o verde manzana con azul cielo. Entre las combinaciones de verde y amarillo son especialmente adecuadas: un verde pino fresco con un amarillo yema, un verde musgo con dorado, un verde menta con amarillo mantequilla o un verde pistacho con amarillo prímula.
Teniendo en cuenta que la gama de verdes está enraizada en la naturaleza, todos los tonos pueden combinarse con facilidad con colores neutros, desde el gris piedra hasta el crema y el gris paloma.