drapilux - Progreso - Estilo - Seguridad
Progreso Estilo Seguridad
Colores neutros

Los colores neutros, tanto el marfil, como el beige, o el marrón castaño, tienen algo extraordinariamente relajante y sencillo, porque son los colores de la naturaleza.
El propio hogar puede disfrutar de esta armonía por medio de materiales naturales, usando madera, piedra o mimbre, o eligiendo estos colores para el pintado de las paredes, o para telas y cojines.
Esta armonía puede ser elegante y refinada o puede llegar a ser incluso extravagante.

El marfil o el blanco crema son tan versátiles como el mismo blanco, pero parecen más suaves y confieren un toque de refinamiento a cada espacio.

Los colores neutros son el fondo ideal para los estilos rústicos bajo el lema "vuelta a la naturaleza", para lo cual, hay que introducir en gran medida, texturas como madera, alfombras de bambú, encajes antiguos, algodón y tejidos de punto. Despídase de lastres innecesarios y disfrute de la tranquilizante sencillez que le permiten conseguir los colores neutros. Los colores neutros son adecuados para todos los cuartos, pero sobretodo para el dormitorio y el comedor, ya que aportan relajación, tranquilidad y equilibrio.

No tiene que romperse la cabeza pensando que color le va a su alfombra color trigo, ya que cada tono - desde el pálido blanco crema hasta el más frío gris piedra - es acertado. Si combina además, superficies brillantes con mates, y estructuras ásperas con lisas, enriquecerá aún más la multiplicidad de la variación de colores de este concepto de espacio.

Otra posibilidad, para evitar que un espacio parezca aburrido con los colores neutros, es añadir acentos de color. Coloque en ese fondo neutral, un jarrón, una manta, o una funda de cojín en otro color totalmente diferente, como el verde pálido, rojo, rosa o azul azur. Estos colores aportan una intensa luminosidad, pero nunca dominarán en el espacio.